Lovemark  traducido del inglés es “Amor a la marca” o “Marca amada” un concepto creado de Kevin Roberts.

Las marcas sufren la diversidad a la que un consumidor está expuesto y por ellos necesitan crear una relación de sentimiento y fidelidad con éste. El cliente que es fiel a la Lovemark no se deja persuadir de forma sencilla para cambiar de producto o servicio.

Conseguir ser una Lovemark no es tarea sencilla, debe de haber un enfoque total por conseguir la satisfacción del cliente.

Estar por nuestro cliente siempre sabiendo marcar los límites desde el inicio, por supuesto, para defraudarlo en ningún momento.

×